Ante ineptitud del titular del Incude, el CRAD sigue en total abandono

1060

Regina Gutiérrez

 A más de un año de su llegada, muchos de los funcionarios de la “primavera oaxaqueña” siguen sin resultados en las dependencias que les fueron asignadas. Su inexperiencia es evidente y los nulos resultados son visibles ante la ciudadanía que exige ya el cambio prometido.

Uno de los funcionarios más grises de esta administración es el titular del Instituto del Deporte del Estado de Oaxaca, Arturo de Jesús Chávez Ramírez, quien, ante su ineptitud, el deporte oaxaqueño sigue estancado, ya que las quejas por las faltas de apoyo son constantes.

Mención aparte merece el Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo (CRAD), que desde el inicio de la pandemia por COVID-19 cerró sus puertas y hasta el día de hoy permanece en total abandono, las instalaciones se deterioran y Chávez Ramírez no tiene idea cómo rehabilitarlo.

Inaugurado el 16 de marzo del 2016, por el entonces gobernador Gabino Cué Monteagudo, el inmueble localizado en el interior del Polideportivo Venustiano Carranza, tuvo un costo de 582 millones de pesos, sin que haya documentación de la manera en que fueron invertidos, pero se le otorgó en comodato a la empresa Licodep S.A., a través de su filial Fit & Go, quien la administraba de manera irregular.

Actualmente, las albercas lucen llenas de basura, el gimnasio que alberga diversos aparatos para ejercitarse también está lleno de polvo y las oficinas administrativas al parecer están saqueadas. Sobre eso, Chávez Ramírez tampoco a dicho nada.

El Polideportivo adecuado en 65 mil metros cuadrados de construcción, está conformado por dos secciones: el Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo (CRAD) Venustiano Carranza y las áreas exteriores, donde se encuentra la pista de atletismo, la cual es utilizada por funcionarios de la “primavera oaxaqueña” para tomarse fotos mañaneras.

También cuenta con tres canchas de futbol con pasto sintético, tres canchas de usos múltiples, dos canchas de frontón, 19 mil metros cuadrados de áreas verdes y jardines con árboles, áreas de aparatos de ejercicio, de juegos infantiles y servicios.

Asimismo, hay un ciclovía, andadores, baños y vestidores, así como cuatro estaciones de vigilancia, tres estacionamientos, una cancha de pádel y dos canchas de squash, las cuales tampoco han tenido el mantenimiento que se requiere para el servicio de los deportistas.