“Nos sentimos en riesgo de muerte”, señala cineasta Ángeles Cruz; comunidad cinematográfica exige justicia

458

Regina Gutiérrez

Tras la violenta muerte del hermano de la cineasta Ángeles Cruz, Román Cruz Murillo, quien falleciera en una emboscada por los conflictos que se viven en San Miguel el Grande, Tlaxiaco, integrantes de la comunidad cinematográfica nacional e internacional, externaron su indignación y exigieron justicia ante estos hechos.

A través de un comunicado dado a conocer a través de las redes sociales, establecieron que San Miguel el Grande, así como sus comunidades Villa Guadalupe Victoria y Lázaro Cárdenas, llevan más de 12 años aportando a la historia cinematográfica del país, con películas realizadas en y con la comunidad.

Entre ellas destacan “La Tiricia o cómo curar la tristeza” (2012), “La Carta” (2014), “Arcángel” (2018). “Nudo Mixteco” (2021) y “Valentina o la serenidad” (2023), obras que se han exhibido por todo el mundo y han recibido reconocimientos internacionales y nacionales como el premio Ariel que otorga la AMACC a mejor cortometraje y mejor ópera prima, entre muchos otros.

“La omisión, la indiferencia, inoperancia, revictimización y falta de atención que le ha dado el Estado a los atentados hacia la comunidad, ha terminado con la vida de uno de nuestros colaboradores, Román Cruz Murillo, gerente de locaciones y actor, hermano de nuestra colega Ángeles Cruz, actriz, directora, guionista, productora.

“Los actos violentos han ido escalando sin ser atendidos, exigimos a todos los niveles de Gobierno que se haga justicia por la vida de los nuestros compañeros. Exigimos que se dé con los autores intelectuales y materiales de este crimen y se aplique todo el peso de la ley a los responsables”.

Los firmantes exigieron atención a las múltiples peticiones de protección que hicieron los habitantes de la comunidad de San Miguel el Grande, implorando por garantías de seguridad y apoyo, pues la creciente tensión territorial acecha la vida de todos los habitantes.

“Exigimos atención inmediata en la zona para garantizar la seguridad de los nuestros que se en cuentan en absoluta condición de vulnerabilidad. Asimismo, responsabilizamos a las autoridades, de cualquier acto violento en contra de la integridad de Ángeles Cruz, su familia y su comunidad”.

Por su parte, la cineasta, también a través de sus redes sociales agradeció la solidaridad de la comunidad cinematográfica y subrayó que después del asesinato de su hermano y de autoridades indígenas de Guadalupe Victoria, “nos sentimos en riesgo de muerte, necesitamos hacer visible esta situación y confiamos en la fuerza de la sociedad civil”, concluyó.