Visión Política

181

Por Fernando Cruz López

* ¡Voraces!

Es urgente que el Gobierno del Estado, la Secretaría de Turismo, la Profeco y demás instancias competentes, tomen acciones de inmediato para impedir que los diferentes prestadores de servicio turístico de Puerto Escondido y demás destinos de playa de la Costa oaxaqueña, continúen abusando de los visitantes encareciendo sus servicios de manera desproporcionada, como lo vienen haciendo.

El que la supercarretera a la Costa este funcionando, trajo cientos de beneficios a los comerciantes y demás prestadores, sin embargo, lejos de organizarse para cuidar al turismo, parece ser que tanto hoteleros, restauranteros, taxistas, lancheros y todo aquel que atiende al turista, se pusieron de acuerdo para encarecer sus servicios sin que las autoridades competentes hagan algo al respecto.

Es importante entender que esta situacion puede afectar negativamente tanto a los turistas como a la economía local, ya que el encarecimiento excesivo de los productos y servicios, dificulta el acceso y genera insatisfacción en los visitantes, quienes salen de Puerto Escondido molestos por la voracidad de los comerciantes.

Para empezar este importante destino de playa de Oaxaca, está prácticamente saturado de turistas tanto nacionales como extranjeros, pero mayormente son cientos y cientos de oaxaqueños los que cada fin de semana se están dando cita en este paradisiaco lugar y se encuentran con que el destino no está listo, no está preparado para recibir a tanto turista.

Los visitantes sostienen que no solamente los precios se han elevado desorbitadamente, sino que el turista no tiene dónde tirar la basura, pues por ningún lado hay recipientes para ello, tampoco hay baños públicos y mucho menos tomas de agua potable, además de que la inseguridad es notable, pues en plena luz del día carteristas y ladrones están haciendo de las suyas, ante la pasiva mirada de uno que otro policía municipal que prefiere hacerse el desentendido.

Cabe destacar que el turismo desempeña un papel fundamental en la economía de nuestra entidad, ya que contribuye significativamente al crecimiento y desarrollo de un destino.

Entre los aspectos más relevantes, destacan la generación de ingresos, el fomento del empleo y la promoción de la inversión. Además, el turismo puede impulsar diferentes sectores de la economía como la hotelería, la gastronomía, el transporte y el comercio, potenciando el crecimiento y la diversificación económica.

Hay que entender que la elevación exagerada de precios en la costa oaxaqueña puede dañar la imagen y reputación del destino, generando una percepción negativa en los visitantes. Es por esto que resulta fundamental la inmediata intervención del Gobierno del Estado y sus diferentes instancias para regular esta situación y terminar con tanto abuso al turista.

Sígame en X como @visionpolitica7