Visión Política

390

Por Fernando Cruz López

*Por fin se les hizo justicia

Todos los oaxaqueños sabemos que los policías estatales desempeñan un papel crucial en salvaguardar la seguridad y el orden en nuestras comunidades. También reconocemos que su labor implica enfrentarse a situaciones de alto riesgo, proteger a los ciudadanos y mantener la paz social. Por esta razón, es de vital importancia que reciban un buen sueldo y mejores prestaciones que valoren y compensen adecuadamente su sacrificio y dedicación.

Eso lo sabe perfectamente el gobernador del estado, Salomón Jara Cruz, que desde hace un año que inició su gobierno, una de las primeras cosas que hizo fue analizar detenidamente no solo el trabajo, sino los sueldos, las compensaciones y prestaciones que tenían los policías estatales de Oaxaca.

Desde un principio, la intención del Ejecutivo estatal era y sigue siendo, la de apoyar a todos los elementos de la Policía Estatal, pero para eso había que hacer algunos ajustes, algunas economías, recortar algunos gastos en diversas áreas de su gobierno y eso fue lo que le pidió al secretario de Finanzas, Farid Acevedo López, quien de inmediato se dio a la tarea de revisar este tema.

En primer lugar, el gobernador Jara Cruz sabe muy bien que los policías estatales asumen una responsabilidad considerable en el mantenimiento del orden público, lo que los expone a situaciones de estrés, peligro y presión emocional.

Ante esa situación y luego de un año de ajustes, el Gobierno está ya en la posibilidad de anunciar en enero próximo, un aumento salarial para todos los policías del estado, de tal manera que llegarán a ganar lo mismo que la mayoría de los policías del interior del país, es decir, mínimo estarán cobrando 16 mil pesos netos al mes, sin tomar en cuenta los quinquenios, bonos y demás prestaciones que ya reciben los uniformados.

Y aunque no se ha hecho oficial, según mis fuentes informativas, el Ejecutivo estatal entiende que un sueldo adecuado es fundamental para reconocer y recompensar la valentía y compromiso constante con la seguridad de la sociedad. Además, un salario competitivo ayudaría a atraer y retener a profesionales altamente calificados en el cuerpo policial, garantizando así un servicio de calidad para todos los ciudadanos, por ello seguramente en los primeros días de enero se dará el anuncio oficial.

Hay que destacar que el poder lograr mediante varios ahorros y ajustes al presupuesto, que los policías estatales tengan un buen salario, es una manera de demostrarles el aprecio y el reconocimiento que merecen por su labor.

Salomón Jara Cruz sabe que tener y contar con unos policías estatales bien remunerados y respaldados en términos de prestaciones, se traduce en un mejor desempeño en el cumplimiento de sus funciones, una mayor lealtad a la institución y, en última instancia, en beneficio para la comunidad a la que sirven y eso es lo que se busca.

En resumen, los policías estatales desempeñan un papel crucial en nuestra sociedad, y es fundamental que se les reconozca adecuadamente su labor a través de un buen sueldo, algo que comprendió perfectamente Jara Cruz quien finalmente les hará justicia a todos los policías estatales.

Sígame en X como  @visionpolitica7