San Lázaro pide renuncia de mil 500 empleados

417

Bajo el argumento de que la Cámara de Diputados se encuentra en déficit y no se quiere heredar ese problema a la próxima legislatura, mil 500 empleados de confianza dejarán de prestar sus servicios a partir del próximo 31 de mayo, no obstante que la actual legislatura concluye el 31 de agosto.

En una entrevista, asesores que cobran por honorarios, y que evitaron dar su nombre por temor a represalias, informaron que están siendo obligados a firmar su renuncia, bajo la promesa de que les otorgarán una gratificación correspondiente a tres meses de salario.

“Teníamos el contrato al 31 de agosto, que es coincidente con el fin de la legislatura, como ha venido sucediendo históricamente. Ahora, a través de la circular número 10, dieron por terminado anticipadamente y de forma unilateral todos los contratos al 31 de mayo”, declararon.

Explicaron que por un acuerdo que existe en la Cámara de Diputados, la gratificación de los empleados de confianza al término de cada legislatura siempre ha sido de tres meses de sueldo; y dejan de trabajar el 31 de agosto.

Sin embargo, en esta ocasión, ese finiquito que asciende (según sus cálculos y tomando un salario promedio de 23 mil pesos mensuales) a 103 millones de pesos, será pagado con los tres meses que les están quitando de sueldo por cancelar su contrato de manera anticipada; con lo que la Cámara se ahorrará la gratificación por fin de legislatura, a pesar de ser un logro laboral.

Ante ello, los asesores señalaron que buscaron a las autoridades y sostuvieron una reunión con el secretario de Servicios Administrativos de la Cámara, Carlos Olson y la directora de Recursos Humanos, Abril Aguayo, quienes argumentaron que el acuerdo fue tomado por los coordinadores parlamentarios y, por lo tanto, no había marcha atrás.

Los mil 500 trabajadores de confianza tienen hasta el 22 de mayo para firmar de manera voluntaria su renuncia, con lo que los diputados dejarán de tener personal de confianza que se encarga del trabajo técnico legislativo.

Además, denunciaron que están siendo amenazados con no volverlos a contratar en futuras legislaturas, en caso de que decidan demandar o no firmen la renuncia “voluntaria”.

Este diario buscó la opinión del área administrativa de la Cámara, a través de la Dirección de información, que dijo que daría una respuesta a esta nota en el transcurso de hoy.

A todos los asesores nos van a dejar de pagar tres meses, siendo que esto está presupuestado en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

Fuente: 24 Horas