Promueve Murillo Karam amparo para conocer proceso en su contra por caso Ayotzinapa

234

Jesús Murillo Karam, extitular de la Procuraduría General de la República (PGR), promovió un amparo para que un juez ordene que diversas autoridades le entreguen información y recabar pruebas a su favor relacionadas con el proceso penal que enfrenta por tortura en el caso Ayotzinapa.

En una audiencia del pasado 3 de enero, la defensa de Murillo Karam solicitó al juez de control a cargo del caso, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, auxilio judicial para recabar unas entrevistas y para obtener información que diversas autoridades le han negado.

Sin embargo, el juez sólo autorizó ordenar las entrevistas, por lo que la defensa promovió un amparo que el que busca obtener auxilio para “recabar la información que necesitamos como parte de nuestra teoría del caso“, dijo el abogado José Javier López García a Latinus.

La defensa de Murillo Karam negó mencionar cuáles autoridades le han negado información debido al sigilo de la investigación de la causa penal 41/2023, en la cual, el exprocurador es acusado de tortura en agravio de Felipe Rodríguez Salgado, alias “El Cepillo”, presunto integrante de Guerreros Unidos.

Ayer, el juez octavo de Distrito en Materia Penal de la Ciudad de México, Rubén Darío Noguera Gregoire, admitió a trámite el amparo, no obstante, negó conceder una suspensión provisional.

El juez programó para el próximo 29 de febrero la audiencia constitucional en la que definirá si concede el amparo a Murillo Karam.

En noviembre pasado, un juez federal otorgó prisión domiciliaria a Murillo Karam en su primer proceso por los delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia relacionados con el caso de los 43 normalistas desaparecidos.

Sin embargo, el exfuncionario no pudo salir de prisión debido a que enfrenta otro proceso por el caso por tortura en contra “El Cepillo”, quien habría sido víctima de tortura durante la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, cuando Murillo Karam era procurador.

Latinus