Premian fotografía nacida de las llamas en el World Press Photo

489

La escena frente a la cámara de Ronaldo Schemidt (Venezuela, 1971) no duró más de 14 segundos. Una manifestación se había tornado cada vez más violenta y él no estaba dispuesto a arriesgarse más. De pronto, una enorme llamarada abarcó todo a menos de tres metros de distancia. Como en una escena dantesca, de entre las llamas surgió un hombre envuelto en ellas. Por mero instinto, Schemidt siguió disparando la cámara y el instante quedó atrapado.

“Ya tenía como 20 días en Venezuela y no había visto algo tan violento como un vehículo blindado atropellando manifestantes de manera intencional. Entonces los manifestantes se llevan una moto que le habían quitado a la Guardia Nacional, la incendian y cuando decido retirarme porque veo la escena muy peligrosa, un manifestante golpea la moto y explota a tres metros de mí. Era una explosión de gasolina. Y en ese momento aparece José Víctor de entre las llamas”, recuerda el fotógrafo venezolano sobre aquel suceso del 3 de mayo del año pasado.

El escenario es Caracas y capta una de las tantas protestas que reflejan la crisis venezolana. Sin embargo, la imagen de aquella antorcha humana fue elegida, el año pasado, como la ganadora del prestigioso certamen World Press Photo, que como cada año exhibe el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, junto con las demás fotografías seleccionadas y premiadas en las diferentes categorías de dicho concurso.

Schemidt vive en México desde hace 18 años, ha trabajado como fotoperiodista desde hace 15 y la potente imagen del joven de 28 años envuelto en llamas, fue tomada para la AFP.

El fotógrafo dice que detrás de la escena hay mucho más: “hay descontento, violencia, mucha violencia y una población que no está de acuerdo con lo que está pasando; hay muchos desacuerdos y gente pasándola mal, muy mal, gente que estaba dispuesta el año pasado a enfrentamientos, que trató de ganar espacios, de que se le reconociera y de que hubiera realmente cambios; las manifestaciones violentas ya pasaron, pero ahora la crisis tomó otros caminos”, explica.

Pero la fuerza de esta fotografía se replica en toda la muestra, para la que se han seleccionado 137 imágenes.

Para la más reciente edición del concurso, el jurado revisó el trabajo de cuatro mil 548 fotógrafos de 125 países, quienes enviaron 73 mil 44 imágenes, de los cuales sólo 42 fotógrafos de 22 países fueron premiados.

El jurado estuvo integrado por 17 personalidades de la imagen. Cada año, la exhibición es llevada a más de cien ciudades de 45 países y visitada por cerca de 4 millones de personas de todo el mundo.

Fuente: Excélsior