Ola de calor cede en México; prevén lluvias, pero continuarán temperaturas mayores a 40 grados, en 14 estados

56

EFE.- La ola de calor que azota desde hace 10 días a México cedió este domingo con lluvias en el sur, centro y norte del territorio, pero continuarán este lunes las temperaturas mayores a 40 grados en 14 estados del país, más de un tercio de los 32, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“A causa de una circulación anticiclónica en niveles medios de la atmósfera sobre el Golfo de México se mantendrá la segunda ola de calor en el sureste de México y la península de Yucatán, con temperaturas máximas superiores a 45 grados Celsius en Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Yucatán“, indicó el SMN en un reporte.

El organismo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) también previó de 40 a 45 grados en Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí y Tamaulipas.

Y se espera de 35 a 40 grados en Baja California, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Sinaloa, Sonora y Zacatecas.

“Continuará el ambiente extremadamente caluroso en el noreste, occidente y sureste de México”, advirtió.

La ola de calor, que ha dejado al menos 10 muertos desde su comienzo el 3 de mayo, disminuirá en otras regiones por lluvias provocadas por canales de baja presión y el ingreso de humedad del océano Pacífico y el Golfo de México, detalló el SMN.

Por ello, se esperan lluvias puntuales fuertes, de 25 a 50 milímetros, en Chiapas, Hidalgo y Puebla.

También habría intervalos de chubascos, de 5 a 25 milímetros, en Coahuila, Estado de México, Nuevo León, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

“Las precipitaciones de mayor intensidad podrían generar deslaves, incremento en niveles de ríos y arroyos, así como desbordamientos e inundaciones en zonas bajas de los estados mencionados”, alertó el informe.

Al menos 10 ciudades rompieron entre este jueves y viernes sus récords de temperaturas, incluyendo Ciudad de México, que registró un histórico 34.3 grados el 9 de mayo, menos de un mes después de haber marcado un máximo de 34.2 grados el 15 de abril.

El gobierno mexicano previó al menos cinco olas de calor entre marzo y julio el 16 de abril pasado, cuando registró 95 casos asociados a las temperaturas y un deceso.

La demanda de electricidad por el calor ha provocado apagones masivos, por lo que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) declaró emergencias en el sistema eléctrico el martes y jueves.