Lanza Federación ultimátum a Salinas Pliego; compra campo de golf o se vuelve Área Natural Protegida

83

Redacción

El campo de golf que Ricardo Salinas Pliego tiene concesionado, ubicado en el bulevar Tangolunda en Santa Cruz Huatulco, está en la mira del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para convertirla en Área Natural protegida, si no la compra este año.

El lugar tiene una extensión de 82.5 hectáreas, cuenta con tres lagos, pistas anchas y fue construido en 1991. La concesión a Salinas Pliego tuvo vigencia de 10 años, desde agosto de 2012, y ya no es factible una prórroga. Le fue concesionado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y se mantiene con recursos públicos.

“El Presidente ha pedido a la Secretaría de Gobernación y a la Secretaría de Medio Ambiente, que busquen la posibilidad de que Ricardo Salinas Pliego pueda comprar este campo de golf, que se está manteniendo con recursos públicos, pero del cual se está beneficiando un particular, un privado”, señaló en días pasados, el gobernador Salomón Jara Cruz.

Y es que actualmente, Salinas Pliego no puede pedir una prórroga más, debido a que la Federación decidió traspasar a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), 16 mil hectáreas de la zona que antes administraba el Fonatur, para asegurar su conservación.

“Entonces, para no tener ningún conflicto, se le solicitó al señor Ricardo que adquiriera este campo y se encargue de todo su mantenimiento y los recursos que requiere. Pero no ha habido respuesta y el Presidente ha dicho que espera la respuesta y si no, lo declarará también Área Natural Protegida”, abundó Jara Cruz.

Netzahualcóyotl Salvatierra, titular de la Secretaría de Infraestructuras y Comunicaciones del Gobierno de Oaxaca (Sinfra), explicó que, aunque el campo de golf se declare Área Natural Protegida, podría seguir funcionando como tal, sólo que con restricciones y reglas.

“Indebidamente el señor Ricardo Salinas hoy extrae el agua de los pozos en el campo de golf y eso no es una medida sustentable, lo que se pretendería es que se ocupen las aguas que se tratan en las plantas de aguas residuales, entonces sí eventualmente puede seguir funcionando y como Área Protegida”.

Entre las restricciones que se imponen al declarar el campo de golf como Área Natural Protegida se encuentran que no pueda ser vendido ni que se construya en el territorio. “Eso significa que no se podrá vender, que no se podrá edificar y que tiene que hacerse un plan de manejo junto con las dos áreas colindantes de Áreas Protegidas”, explicó.

Conforme consideraciones del Gobierno de Oaxaca, Producciones Especializadas, filial de TV Azteca y responsable de la explotación comercial del campo de golf Tangolunda, extraía sin permiso alguno 350 mil litros de agua diariamente de los pozos para regar el césped de las más de 70 hectáreas del campo de 18 hoyos, que fue remodelado para contar con todos estos, por el arquitecto Agustín Pizá.