Entregará Mujeres WIM México las primeras preseas del Sello WIM 2024  

275

Mujeres WIM de México entregará el  “Sello WIM de Igualdad, Equidad e Inclusión en los Centros de Trabajo” que reconoce el cumplimiento de acciones que buscan la equidad de género, dar voz a las mujeres en un ambiente laboral de igualdad e inclusión femenina con la intención de potenciar la participación de las mujeres en la industria extractiva mexicana. 

En esta primera convocatoria de Mujeres WIM de México participaron 12 Empresas Mineras, Proveedores y Empresas de Servicios del sector, que recibirán el galardón en una ceremonia de gala que se realizará el 1 de marzo en el centro cultural Casa Lamm, en Ciudad de México.

Las empresas que obtendrán el galardón por buenas prácticas en temas de equidad e inclusión de género son: Baluarte Minero, Minera Indé, Compañía Minera Pitalla, Minas de San Nicolás SAPI de CV, Metso México, Grupo Minero Bacis Unidad El Herrero, Grupo Minero Bacis Planta Lixiviación, Aranzazu Holding, Compañía Minera Cuzcatlán, Minas de Oro Nacional, Sandvik Mining and Construction de México y Orla Camino Rojo.

Doris Vega, presidenta de Mujeres WIM México indicó que será hasta la noche de gala cuando se conozca en qué categoría resultarán ganadoras: Oro, Plata o Cobre.

Destacó que actualmente más 70,000 mujeres trabajan en el sector minero en México. Sin embargo, todavía están insuficientemente representadas en puestos directivos y de liderazgo, de ahí la importancia de este distintivo que busca ayudar a las empresas a tomar conciencia e identificar áreas de oportunidad para mejorar su situación actual en el tema de equidad de género, e inclusión de las mujeres en todos los niveles.

En ese sentido, el Sello WIM reconoce las acciones diferenciadoras que las empresas vinculadas con la minería realizan para atender las necesidades de equidad en el trabajo para que las mujeres tengan las mismas oportunidades laborales desde el momento de aspirar a un trabajo o un cargo dentro de la compañía. De igual manera busca que los centros de trabajos ofrezcan una vida equilibrada a la mujer, lejos de situaciones de acoso y con remuneraciones con equidad. 

Este distintivo no es una certificación, ni obliga a las empresas a cumplir con ciertas normas, lo que busca la iniciativa es ayudar a las empresas a conocer su situación actual en el tema de equidad de género, el compromiso y las acciones que han tomado para promover la equidad y la inclusión en sus actividades en todos los niveles de los puestos de trabajo, aclaró la líder de las mujeres en minería.  

Doris Vega explicó que las empresas merecedoras de este reconocimiento pasaron por varias fases en las que se les realizó un diagnóstico en áreas como reclutamiento y selección, promoción de una mayor participación de las mujeres, equidad en la remuneración, prevención del acoso laboral, búsqueda de igualdad de oportunidades, infraestructura adecuada, promoción del incremento de la mujer en puestos de liderazgo, equilibrio de la vida familiar y promoción de la salud integral.  

Luego de este diagnóstico se les emitieron algunas acciones específicas a implementar, por lo que participar por el Sello WIM ayuda a las empresas a tomar conciencia e identificar áreas de oportunidad para mejorar en las nueve áreas anteriormente mencionadas considerando la situación geográfica y cultural donde la empresa desarrolla sus operaciones, destacó. 

Cabe señalar que Mujeres WIM México apoyará a las empresas participantes para generar e implementar acciones específicas que permitan mejorar las áreas de oportunidad identificadas. El objetivo final es incentivar a las empresas a desarrollar acciones concretas que permitan el ingreso, permanencia y desarrollo de las mujeres que trabajan en el sector, empresas mineras y empresas proveedoras de productos y servicios. 

Esta iniciativa ha generado gran interés de participación dentro de las empresas del sector, ya que es muestra del compromiso de los socios mineros para promover la participación de las mujeres.  Con iniciativas como éstas, Mujeres WIM de México contribuye a reducir la brecha de oportunidades y a dar pasos firmes hacia una minería más inclusiva.