Dos Bocas sigue sin producir y el crudo que recibe a diario es menor al 5% de su capacidad de refinación

288

Reuters.– La petrolera Pemex comenzó a enviar 16 mil 300 barriles por día (bpd) de crudo a su nueva refinería Olmeca en Dos Bocas esta semana, todavía menos del 5% de su capacidad total esperada, mostraron datos internos vistos por Reuters.

El proyecto, uno de los más ambiciosos del saliente presidente Andrés Manuel López Obrador y edificado en su estado natal Tabasco, fue construido con la promesa de liberar al país de las importaciones de gasolina y diésel, que provienen en su mayoría de Estados Unidos.

La cantidad inicial enviada a la refinería esta semana es menos que el 1% de los 1.8 millones de bpd que Pemex produce actualmente entre crudo y condensados.

Está previsto que en agosto Olmeca reciba 170 mil bpd, la mitad de su capacidad de procesamiento de 340 mil bpd, mostraron los datos, no reportados anteriormente.

Los volúmenes, que dos fuentes familiarizadas con las operaciones confirmaron, plantean nuevas preguntas sobre el progreso de la instalación, que se ha ejecutado con retraso, por encima del presupuesto y con varios anuncios fallidos sobre fechas de producción.

En su última proyección, el director general de Pemex, Octavio Romero, dijo en mayo que Dos Bocas agregaría este año 177 mil bpd al total de procesamiento de la petrolera. El funcionario había dicho en enero que la refinería, inaugurada en julio del 2022, estaría a plena capacidad a fines de marzo.

La lenta puesta en marcha de la nueva refinería en el sureste del país significa que México tendrá que seguir dependiendo de las importaciones de combustible.

El país también seguirá exportando su crudo pesado, frente a las expectativas previas de que la nueva refinería provocaría un fuerte descenso, lo que aliviaría la escasez de suministros a escala mundial, ya que los principales productores de Medio Oriente han reducido las exportaciones para cumplir sus compromisos con la OPEP+.

A poco más de dos semanas de las elecciones presidenciales, funcionarios de Pemex estaban interesados en mostrar los avances de la refinería y las promesas de López Obrador.

Claudia Sheinbaum, candidata a la presidencia del gobernante Morena, de López Obrador, mantiene una fuerte ventaja sobre su principal rival en las encuestas hacia los comicios de junio.

En abril, directivos de Pemex dijeron que Olmeca empezaría a producir diésel a fines de mayo y que le seguiría gasolina. No mencionaron niveles de procesamiento objetivo.

Pemex tampoco ha revelado públicamente cuánto crudo ha recibido hasta ahora la nueva refinería.

Los datos vistos por Reuters se incluyeron en un documento que el brazo de refinación de Pemex, Pemex TRI, envió al de exploración y producción, PEP, para la planificación hasta agosto.

Es habitual que las nuevas refinerías se pongan en marcha gradualmente, pero el gobierno ha estado pregonando su éxito. Una de las fuentes añadió que el gobierno había exagerado los avances antes de las elecciones.

Dos fuentes familiarizadas con los datos dijeron a Reuters que el volumen sorprendentemente pequeño de crudo que recibe la refinería era para una sola línea de procesamiento y que no estaba claro cuándo empezaría a funcionar la segunda.

Pemex y la oficina del presidente no respondieron a la solicitud de comentarios.

Reuters reveló previamente que Pemex pidió a su unidad de comercialización en marzo que cancelara hasta 436 mil bpd de exportaciones para abril porque dijo que necesitaba esos volúmenes para el sistema de refinación nacional. Parte de esto estaba destinado a la nueva refinería.

Pocos días después, algunas fuentes dijeron planeaba recortar otros 330 mil bpd para mayo, aunque más tarde revirtió esa segunda ronda de recortes, provocando caos y confusión entre los compradores internacionales que habían estado confiando en los suministros de México.

Un comprador de crudo Maya dijo que el mercado se sorprendió cuando Pemex dio marcha atrás en las cancelaciones, teniendo en cuenta el enorme recorte que se había producido un mes antes.

Otra fuente de una refinería dijo que los compradores tuvieron que tomar cargamentos a plazo para mayo, aunque habían comprado otros grados, como crudo iraquí Basra, para reemplazar el suministro que esperaban que se recortara.

Ni Pemex ni la Secretaría de Energía de México han publicado aún las cifras de refinación de abril ni mayo. Hasta marzo, las cifras oficiales no mostraban asignaciones de crudo para Olmeca.