Alto a la violencia exigen alumnas de la Escuela Normal Rural Vanguardia

421

Regina Gutiérrez

“Estamos cansadas de ser violentadas en un lugar que debería ser para estudiar, es una escuela no una cárcel”, señalaron alumnas de la Escuela Normal Vanguardia de Tamazulapam del Progreso, tras darse a conocer la fuerte agresión que sufriera una de sus compañeras de tercer grado.

En conferencia de prensa, valientes, denunciaron la violencia ejercida a su compañera, quien en videos que circulan en las redes sociales, se le ve golpeada, rociada con algún liquido y llena de basura en cuerpo y alrededor de ella, situación que señalaron no es la primera vez que sucede, ante la complacencia de directivos.

“A la compañera no solo la agredieron físicamente, sino también psicológicamente, al enviarle diversas amenazas, hasta de muerte, está muy lastimada”, sostuvieron. Otros alumnos mencionaron que presuntamente es por el control interno en la normal, que dirige una alumna de cuarto año, identificada como Sayuri Cano.

“Se sabe que una normal rural lleva una formación, pero eso no implica agresiones de este tipo, solo por no estar de acuerdo con los ideales que manejan muchos de los estudiantes, ni por obligarlos a participar en actividades fuera de la institución, que violentan la ley”.

Las alumnas mencionaron que muchas más mujeres han pasado por esta situación, otras se han dado de baja después de haber sido brutalmente golpeadas, pero ante la indolencia de quienes dirigen la normal, esta situación se acrecienta cada día más.

Desmintieron que integrantes de la Sección 59 tengan tomadas las instalaciones de la normal, y que son solo alumnos y padres de familia los que se encuentran en el lugar, exigiendo que se haga justicia y que el director del Instituto de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Emilio Montero, se ponga realmente a trabajar y exija cuentas al director de la normal.

“Exigimos que las culpables paguen por lo sucedido, que se vea cual es la situación real que prevalece en nuestra escuela, porque con hechos como este, está muy lejos de ser una institución educadora”.