Visión Política

337

Por Fernando Cruz López

*Ni verde, ni ecológico

Con el nuevo año, comienzan a afinarse las estructuras políticas de todos los partidos, con el único fin de tratar de convencer a los electores que ellos tienen la solución a todos los problemas del país, así tenemos a una precandidata que anda diciendo que seguirá los pasos y la forma de gobernar del actual presidente de México, es decir, que la inseguridad seguirá creciendo, el crimen organizado continuará ganando más terreno, el desabasto de medicamentos continuará y los periodistas seguirán siendo perseguidos por ejercer la noble labor de informar al pueblo.

La otra candidata, la de la alianza opositora, con su eslogan de que viene de muy abajo y que nació para gobernar, recorre el país en busca de aceptación, tratando de convencer a la ciudadanía de que sus propuestas son reales, de acuerdo a los tiempos actuales, pues hoy más que nunca México necesita en primer lugar, seguridad, medicinas, fuentes de empleo y sobre todo una política que cuide el medio ambiente.

Hablando de políticas ambientales, el partido Verde Ecologista de México y sus candidatos se lanzarán también a las calles de nuestro país para decir que ellos sí son auténticos y que velan por el medio ambiente; sin embargo, es hora de recordarles que dicho instituto político, dejo de abanderar y defender la causa ecologista desde hace años, pues encontró la forma de vivir pegado a los partidos más grandes, primero le hizo el trabajo sucio al PRI y hoy en día es el mejor palero que tiene Morena.

Hay que recordarle a la ciudadanía oaxaqueña, que el partido Verde se apartó de los principios que le dieron origen, pues abanderado la causa ecologista gano aceptación entre la ciudadanía que si está interesada en el medio ambiente, pero la corrupción, el clientelismo y el poder de los intereses empresariales, influyó en este partido que hace años se alejó de luchar contra todo lo que contamina, ahora es promotor de todo lo que sí contamina el planeta y si no me creen, ahí están las bitácoras del Congreso de la Unión, en donde han votado en contra por ejemplo, de las energías limpias, prefiriendo el petróleo, etcétera.

La urgente necesidad de mantenerse vigente en la política mexicana, llevo al PVEM a traicionar sus principios ecologistas, abandonó la agenda ambiental que tanto defendía y se arrodilló ante el partido Morena para convertirse en su aliado, engañando a los miles de mexicanos que en un principio creyeron en los postulados ecológicos de este partido.

La debacle del partido verde inicio cuando sus dirigentes nacionales y estatales, se dejaron influenciar por poderosos grupos empresariales y por influyentes políticos con intereses contrarios a la agenda ecológica, prueba de ello es que han tratado de acabar con las empresas eólicas que se instalaron en el país, las cuales generaban energía limpia, también aprobaron la creación de refinerías, cuando en el mundo muchos han dejado de usar petróleo por otras energías renovables.

En síntesis, este partido político no tiene nada de verde y mucho menos de ecológico, sin embargo, no tardan en comenzar a saturarnos de publicidad engañosa, haciéndonos creer que están luchando a favor de la causa ecologista, cuando lo único que están haciendo es defender los intereses de quienes en México están provocando todo tipo de contaminación ambiental.

Sígame en X como @visionpolitica7